• Las enfermedades peri-implantarias son enfermedades inflamatorias que afectan los tejidos duros y blandos alrededor del implante dental.
  • Se producen como consecuencia de la respuesta del organismo a una infección bacteriana, de manera similar a la que se producen en el caso de las enfermedades periodontales, donde son afectados los dientes.
  • Hay dos causas principales: la mucositis y la periimplantitis; en la mucositis no hay afectación, ni pérdida del hueso, mientras que en la periimplantitis si que existe pérdida de hueso.
  • La prevalencia de este grupo de patologías se dispara a partir de los 5-7 años de tener los implantes en funcionamiento y pueden afectar hasta un 80% de los pacientes y un 12-35% de los implantes. Estos valores aumentan si los implantes no tienen la calidad suficiente, donde incluso se pueden perder los 2-3 primeros años en funcionamiento.
  • Se estima que, como mínimo, 1 de cada 4 personas con implantes dentales podrían sufrir periimplantitis o pérdida de hueso alrededor de sus implantes dentales.
  • Una salud periodontal previa a la colocación de implantes dentales puede reducir la eficacia de estos recursos terapéuticos y disminuir sustancialmente su vida media.

En el servicio de Periodoncia realizamos un seguimiento exhaustivo mediante el periodontograma, en el que analizamos si existe o no pérdida de hueso. Utilizando materiales de primera calidad, una técnica refinada de nuestro cirujano y un mantenimiento periodontal según nuestros doctores la vida de sus implantes dentales será muy larga.