¿Qué es un irrigador bucal? ¿Para qué se utiliza? ¿Y para qué pacientes está recomendado?

En VegaDortaDental, el irrigador dental está recomendado a pacientes que llevan algún tipo de prótesis fija como coronas o puentes, ya que su utilización ayuda a mantener una buena higiene bucal porque al aplicar un chorro de agua a presión sobre los dientes y las encías conseguimos arrastrar la placa bacteriana. También esta indicada para pacientes que llevan ortodoncia, ya que permite eliminar con más facilidad los restos acumulados en las zonas donde no es más difícil acceder por los aparatos.

El irrigador bucal nunca va a sustituir el cepillado dental diario, sino que lo complementa. La combinación permite conseguir una mejor limpieza bucal y con ello reducir la aparición de caries, reduce el sangrado y la inflamación de las encías y evita otros problemas dentales por acúmulo de placa.

¿Cómo tienes que utilizarlo?

  • Es importante que tu boca esté bien limpia antes de usar el irrigador (cepillado e hilo dental).
  • Rellena el depósito con agua o con un colutorio bucal adecuado a tus necesidades. Si usas colutorio, recuerda no beber agua hasta 30 minutos después de su uso para que tenga tiempo de actuar en la boca.
  • Direcciona el chorro de agua a lo largo de las encías y entre los dientes. Recuerda que puedes regular la presión.
  • Recomendamos utilizarlo al menos durante uno o dos minutos al día.

Normalmente al terminar un tratamiento en nuestra clínica, pedimos al paciente que nos traiga el aparato. De esta forma le podemos enseñar cómo utilizarlo y poder aclarar cualquier tipo de duda sobre su funcionamiento.