Se estima que el 25% de la población española puede sufrir halitosis o mal aliento de forma habitual y que la mitad de los ciudadanos se han sentido en algún momento preocupados por el estado de su aliento. 

Aunque se considera más un problema social en relación con una higiene dental deficiente o con enfermedades de la cavidad oral, en ocasiones puede ser la manifestación de patologías a otros niveles (perioral, respiratoria, digestiva), o incluso de una enfermedad psiquiátrica o sistémica.

En VegaDortaDental sabemos que es básico averiguar si en nuestro paciente el problema de la halitosis está afectando en su vida diaria. Está demostrado que el impacto social de este problema supera al causado por otros problemas de salud oral, como podrían ser la ausencia de dientes, la utilización de prótesis removibles (dentaduras) o la existencia de dolor a nivel de la articulación temporomandibular.

Debemos saber que el 78 por ciento del mal aliento o “halitosis” es causado por la boca misma. El mal aliento puede ser ocasionado por:

  • Factores Externos: alimentos, bebidas, el alcohol, o fumar.
  • Mala higiene oral: donde la placa y los residuos de alimentos quedan entre los dientes.
  • Enfermedad oral: gingivitis y enfermedad periodontal (enfermedad en las encías).
  • Dentaduras postizas: puede haber formación de placa y residuos de alimentos en las dentaduras, las cuales deben limpiarse a diario.
  • Amígdalas
  • Infecciones del tracto respiratorio
  • Boca seca (xerostomía): puede ser ocasionada por problemas de glándulas salivales, medicamentos, respiración bucal, radioterapia y quimioterapia.
  • Enfermedades sistémicas: diabetes, enfermedades hepáticas, renales, pulmonares y de los senos nasales, así como desórdenes gastrointestinales.

 

La halitosis tiene tratamiento, en VegaDortaDental nos centramos en un diagnóstico certero, ya que se busca la causa de este problema. A partir de aquí generamos una guía clínica para darte una solución.

Para el diagnóstico de la halitosis es muy importante un buen cumplimiento de la historia clínica, es decir, toda la información que tú como paciente nos puedes aportar en el momento en que te visitas (ej. Historial del consumo de comidas, bebidas, tabaco, fármacos, etc…), además de una exploración clínica. En algunas ocasiones, la halitosis no es de causa dental y se realizan interconsultas o valoraciones externas con especialistas digestivo/respiratorio, entre otros.