Una de cada cuatro personas teme visitar al dentista, según datos del sistema de salud pública. Y no es sólo cosa de niños.

El miedo y la ansiedad son señalados por muchos pacientes como un motivo para no acudir de forma regular al dentista. Esta circunstancia dificulta la atención odontológica de un gran número de pacientes, e incluso puede llegar a impedir el tratamiento dental de algunos individuos. Ese temor puede responder a varias motivaciones: el miedo a que el tratamiento duela, el pánico a las agujas o el rechazo a los sonidos y los olores de la clínica dental, que pueden traer malos recuerdos de la niñez.

En VegaDortaDental nos esforzamos en crear un ambiente relajante, creando una experiencia en la clínica más tranquila. Nuestro objetivo es atenuar tu estrés con un trato amable y delicado. Además, en nuestro centro sabemos que la realización de un tratamiento de éxito no implica padecer dolor.

Aún así, aquí te damos 8 consejos para ayudar a vencer la ansiedad de ir al dentista.

1. Encuentra un dentista comprensivo

Puedes preguntarle a tus amigos y conocidos. Nuestro equipo trata a diario con pacientes con miedo al dentista, y coinciden en una frase «Un paciente con miedo, es un paciente que necesita tiempo y confianza en nosotros».

2. Visita la clínica antes de la primera consulta

Antes de pedir tu primera cita, visita la clínica, conoce a nuestros doctores y su equipo. Informarnos de tu ansiedad o fobia para que lo tengamos en cuenta. Esta primera cita nos servirá para tomar contacto y poder ayudarte a vencer tu ansiedad o fobia.

3. Elige una cita a primera hora de la mañana

Así tendrás menos tiempo para pensar en tu fobia e ir acumulando ansiedad durante el día

4. No llegues antes de tiempo a tu cita

Trata de llegar a la hora en punto para no tener que esperar en la clínica. En la sala de espera puedes sentirte más ansioso/a.

5. Planea una primera cita «sin presión»

Empecemos por tratamientos sencillos. La primera visita puede ser una revisión o una limpieza, y puedes aprovecharla como una manera de conocer un poco más la clínica y sus integrantes, en una visita totalmente libre de ansiedad. Cuando te sientas más cómodo puedes proceder a hacer tratamientos más complejos.

6. Tengamos una señal para avisar que te sientes incómodo

Puedes acordar con el doctor o la doctora una señal concreta, para indicarle que necesitas un descanso y quieres que pare. Puede ser simplemente señalar con el dedo o levantar la mano pero te hará sentirte más con el control de la situación.

7. Lleva tu propia música para relajarte y distraerte

No olvides tus auriculares y tu música favorita para relajarte o abstraerte mientras trabajamos en tu boca. El tiempo se te pasará mucho más rápido y probablemente no escuches tanto los sonidos que te generan ansiedad. Además dispones de la posibilidad de pedir la música que más te relaje o te haga sentir cómodo, para que solo la escuches en tu gabinete mientras eres tratado.

8. Finalmente, si tienes una fobia grave, demanda la posibilidad de sedación

Si ir al dentista te genera una ansiedad extrema puedes demandarnos la posibilidad de sedación. En VegaDortaDental disponemos tanto de sedación consciente (sin perder la consciencia pero si disminuir tu ansiedad) como de sedación completa. Aunque te aconsejaremos que es más favorable tratar tu fobia dejándote guiar.

En VegaDortaDental queremos tratarte, porque tu salud oral es nuestra motivación de trabajo.

Déjate ayudar!!