1. El tabaco. En cualquiera de sus presentaciones, es la causa más frecuente de cáncer oral. Los fumadores tienen de 5 a 10 veces más posibilidades de desarrollar un cáncer oral, un riesgo que aumenta según el número de cigarros consumidos al día y cuanto más se prolongue este hábito.
  2. El riesgo de cáncer aumenta con el número de bebidas alcohólicasconsumidas al día (el riesgo es del doble cuando se ingiere 3 a 4 bebidas alcohólicas al día.
  3. Combinación de tabaco + alcohol. Se multiplica el riesgo de cáncer de 2 a 3 veces de aquellas personas que solo fuman o beben
  4. Los antecedentes personales/familiares de cáncer de cabeza y cuello aumentan el riesgo de padecer un cáncer oral.
  5. Los malos hábitos dietéticos y de ejercicio. El sobrepeso, la vida sedentaria y deficiencias en la dieta pueden favorecer un riesgo más grande de cáncer oral.
  6. Factores genéticos
  7. La infección por el virus del papiloma humano aumenta el riesgo de cáncer oral de orofaringe (mayoritariamente por transmisión sexual)
  8. La exposición a la luz ultravioleta por periodos largos de tiempos no solo aumenta las posibilidades de desarrollar un cáncer de piel, sino que también incrementa el riesgo de desarrollar un cáncer de labios.

Nuestro servicio de Medicina Bucal examinará a fondo tu boca con el objetivo de descartar cualquier tipo de lesión pre-maligna, de ahí una de las razones tan importantes de realizar tus revisiones anuales.